GUÍA DE ENTRENAMIENTO PERROS DE TRUFAS
Todos los perros se adaptan a buscar trufas, si se hace un buen entrenamiento.
El entrenamiento del perro de trufas comienza con un cachorro de al menos tres meses de edad y menos de un año.
La duración del entrenamiento depende de la intensidad y la predisposición del perro, generalmente suele durar de tres a seis meses.
Debe ser agradable para el perro durante la fase de entrenamiento y tratar siempre con cuidado el cachorro .
Se definiran por lo menos tres áreas de terreno con una superficie de unos 15 m2 cada una, para ser utilizadas alternativamente.
Se preparan unos trozos de queso seco y se esconden en la hierba de manera uniforme en las zonas de entrenamiento (el perro no tiene que participar en esta fase).
A continuación, se lleva el perro a los campos de entrenamiento y se estimula a la búsqueda del queso.
Una vez encontrado, el queso se les dará al perro como un premio junto con una caricia, la repetición de esta fase permite que el perro asocie la busqueda con la comida / recompensa.
Posteriormente se tienen que preparar bolsitas de tela (del tamaño de una nuez) y llenarlas con un trozo de queso y trozos de trufa, luego se cerraran con una cuerda.
Estas bolsas tienen que ser enterradas en áreas de entrenamiento, de hasta 5 cm por debajo del suelo.
Después de aproximadamente una hora puede traer el perro en las zonas de entrenamiento y comenzar la búsqueda.
Una vez que la bolsa esta será encontrada y el perro va a ser recompensado con un trozo de queso y una caricia.
Progresivamente en las bolsas se añadirá una mayor cantidad de trufa y se reducirá la cantidad de queso, hasta que el contenido de la bolsa se componga únicamente de trufas.
Cuando el perro ha hecho una buena experiencia y realiza las actividades con habilidad, estará listo para buscar trufas en las áreas de producción.
Los diferentes pasos se deben repetir con paciencia hasta que se realizan a la perfección.
Puede hacer de 2 a 5 sesiones diarias de 15 a 30 minutos, cuántos mas días posibles durante la semana.
La formación del perro continúa con la práctica.
Una práctica mayor ( experiencia) en busqueda ( por lo general) proporciona mejores resultados.